Para disposición de efectivo, compras por internet y compras en el exterior.

Ahora olvídate lo que quieras, pero sobre todo de llamar para activar tu tarjeta.

Prende y apaga tu tarjeta